La educación pública, gratuita y de excelencia se defiende todos los días y por eso no podemos permanecer ajenos o indiferentes ante los dichos de la gobernadora en los cuales se expreso acerca de las nuevas universidades públicas señalando que “todos sabemos que nadie que nace en la pobreza llega a la universidad”, dichos frente a los cuales expresamos nuestro rechazo.

Sabemos que es real que la Universidad aún tiene mucho camino por recorrer y que no siempre llega a los sectores más vulnerables de la sociedad. Sin embargo estamos convecidos de que el camino a seguir es el de la Universidad entendida como la mayor herramienta de inclusión y transformación social, que debe abrir sus puertas al pueblo, en lugar de cerrarlas.

También entendemos que la pobreza no puede ser un determinante de nuestro futuro, sobre todo porque es el Estado quién debe garantizar el acceso a la educación pública y de excelencia para todos sus ciudadanos, lo que hoy es una deuda pendiente.

Por otro lado nos llena de orgullo que a lo largo y ancho del país, y sobre todo en la provincia de Buenos Aires, seamos miles los estudiantes de primera generación que formamos parte de la gran comunidad universitaria y hacemos un gran sacrificio para avanzar con nuestros estudios más alla de toda adversidad.

Por eso no podemos dejar pasar por alto estos dichos. Somos los universitarios y el conocimiento que estás instituciones producen, el motor de desarrollo que va a sacar a la Argentina adelante, y seguiremos luchando para que nuestras aulas se llenen de pueblo porque del pueblo es la Universidad!